DEPORTE: DAVID ZABRISKIE

Por / 0 Comentarios / 08/10/2015

Siempre me gusta escribir sobre personas que nos puedan inspirar, y en este caso lo haré sobre uno de mis favoritos del deporte.

David Zabriskie, es un ciclista estadounidense que en el 2011 fue el primer corredor del Tour de Francia, en este entonces, con una dieta cuyo único ingrediente animal que incorporaba era un par de piezas de salmón a la semana.

Sin embargo, Zabriskie, que ha ganado etapas en las tres grandes vueltas por etapas (Tour, Giro de Italia y Vuelta a España) se propuso hacer los casi 3.500 kilómetros de la ronda francesa sin el aporte de proteínas, hierro y demás que entrega la carne y el huevo.

“Nunca había prestado tanta atención a esas cosas como ahora. Probablemente ingiera más proteínas y hierro ahora que cuando comía carne”, comenta el ciclista en su página personal en internet.

  • Veamos la media… “carne y pasta”

En pleno mes de julio,  (verano continental francés) un ciclista en el Tour de Francia consume de unas 7.000 a 10.000 calorías al día (por las hasta 2.000 que en promedio consume un hombre).

Los ciclistas ingieren todo tipo de barras energéticas y enormes cantidades de pasta y carne para tratar de suplir el gasto calórico que enfrentan día a día. Lo que buscan es proteínas para recuperar la musculatura y hierro para favorecer la producción de glóbulos rojos, encargados de oxigenar los músculos.

El altísimo consumo energético hace que prácticamente nunca consigan suplir lo que gastan, y los ciclistas terminan perdiendo peso.

No son pocos los que no consumen carne roja porque consideran que, al final, requiere demasiada energía para ser digerida. Uno de ellos es, por ejemplo, el español Alberto Contador (tres veces ganador del Tour), quien dijo no comer carne de vaca, aunque por razones bien diferentes.

Zabriskie se enfrentó al reto de que, además, no ingiere “nada de lo que provenga de un animal”, como él mismo anunció.

bio

Una vez que finalizó la competencia, se volcó 100% al veganismo, según explica el propio ciclista en una entrevista con el sitio especializado Pelotón, su conversión fue un “proceso gradual que no pasó de la noche a la mañana”.

Sus inquietudes vegetarianas comenzaron tras leer sobre la contaminación producida por la industria de la carne y ver películas como “King Corn” o “Food Inc” (documentales sobre el sector de la alimentación en EE.UU.).

Finalmente lo que disparó su vuelco a una alimentación vegana fue que unos exámenes de sangre revelaron que era el corredor del equipo Garmin Cervélo, con más sensibilidad alérgica a diversos alimentos.

“Me recomendaron que eliminara de mi dieta numerosos alimentos que comía, incluida la mayoría de las carnes y los lácteos. El hecho es que había muchas cosas en esa lista que son perjudiciales para mi salud”, explica el ciclista.

Así fue cómo comenzó con la eliminación de la carne, después los lácteos y “la última cosa que corté fueron los huevos y el pescado”.

“Simplemente creo que es una forma muy saludable de vivir. Ni siquiera me gusta llamarlo dieta, porque no es algo que vaya a parar. Es mi estilo”.

David Zabriskie

¡Hora de subirse a la bicicleta!

 

Escrito por Víctor Jara A.

Web: