ANTINOTICIAS: Usos no tradicionales de la carne de soya

Por / 1 Comentario / 17/10/2012

Del amor al odio hay sólo un paso

Usos no tradicionales de la carne de soya

Muchos intentos por disfrazarla la han convertido en un alimento fundamental

La proteína vegetal texturizada (PVT) o carne de soya nos ha acompañado por demasiado tiempo en nuestra vida como para mantenerla prisionera del pino de la salsa de tomate.

El año 2011 la periodista uruguaya Denis Puebla dirigió el minidocumental “50 usos no tradicionales de la carne de soya” (50UNTCS) en su título original, donde recorre novedosos y ancestrales usos que distintos pueblos le han otorgado a esta legumbre cosiderada como “el poroto rey” o “el yaham ppruete” en las culturas primitivas.

Algunos de los usos desconocidos y adaptables a la realidad contemporanea los reproducimos a continuación en estos 4 datos que bajo ningún punto de vista han sido chequeados.

1.- Dejar hidratando en 2 tazas de agua tibia una taza de carne de soya por 15 minutos. Con un colador sacar el agua y moler la carne de soya hidratada en la juguera hasta generar una masa lubricada con aceite de oliva extra virgen. Aplicar directo en la cara dejando una costra de dicha mezcla por 5 minutos al día. Es un tratamiento global antiarrugas de triple acción que neutraliza las dermocontracciones, rellena líneas de expresión y alisa las arrugas.

2.- Echar a la juguera o mini pimer ½ taza de carne de soya y triturarla hasta que quede convertida en harina. Mezclar una cucharada de esta harina con una mano de shampoo. Los efectos gracias a su contenido en Isoflavonas de Soja y Fitoestrógenos de origen natural estimula eficazmente la producción y el crecimiento sano del pelo con resultados comparables con la clásica fórmula de los anovulatorios.

3.- Con el agua sobrante de la hidratación de la carne de soya se pueden hacer enjuagues vaginales y así equilibrar el ph de la zona.

4.- Hidratar la soya con agua hirviendo por 3 minutos y filtrar el líquido resultante para ser usado como infusión. La isoflavona genísteina ayuda no solamente a disminuir el colesterol “malo” (LDL) y los triglicéridos sino que mejora la circulación en general al aumentar la flexibilidad de las arterias y hacer que la sangre fluya con mayor facilidad.

 

Síguenos en nuestro fanpage de Antinoticias

Iván Avendaño V.

Escrito por Iván Avendaño V.

Chileno, vegetariano hace 19 años. Creador de Estado Vegetal. Puedes escribirle a ivan@vegetarianoschile.cl.

Web:

  • Rodrigo Ignacio Pereira Ramire

    Mish! hay que tener cuidado con la PVT si eres hombre eso si. Sus fitoestrógenos te pueden hacer aparecer bubis!