CORAZÓN DE ZANAHORIA: Mi primer año como vegetariano

Por / 4 Comentarios / 14/03/2014

sticker,375x360.u3

Autor: Víctor J.

Son las 11 de la noche y estoy en un restaurante junto a mi padre y miro el menú… busco que pedir y recuerdo la conversación que tuve hace unos minutos con una amiga “…ser vegetariano es muy difícil” me dice, “no es difícil” yo le respondo…  pero aquí estoy tratando de resolver que ordenar ya que en ese momento decidí volverme una zanahoria más.

Horas antes tuve la oportunidad de ver el documental VEGUCATED, gracias a una invitación de Vegetarianos Chile y me había quedado en la mente la idea de probar ser vegetariano… digo probar pues aunque tenía conocimientos de cómo comenzar no sabía con qué tipo de problemas me podía encontrar en el camino.

OK, es hora de pedir algo y elijo un completo italiano falso (tomate, palta y mayonesa) Desde ese instante hasta ahora ya cumplo un año como vegetariano. No puedo decir que fue fácil, pero tampoco les contare que ha sido difícil, pero para mí tan solo fue dejar de consumir un tipo de “alimento” que ya no quería en mi cuerpo ni en mi vida.

Si bien, existen diferentes motivos para volcarse en el vegetarianismo, el mío fue más por información que por espíritu benevolente con nuestros hermanos menores. Sin embargo, poco a poco he encontrado un mayor sentido a mi opción de alimentación ya que a medida que pasa el tiempo, mi decisión va cobrando más fuerza y convicción, encontrando un mayor valor al respeto por los animales.

En ese comienzo surgieron las clásicas preguntas: qué comer y dónde comprar.  A mi favor tenía el hecho de que siempre me ha gustado comer, por lo que no había nada que no pudiese estar en mi pirámide alimenticia, solo tenía que dejar de consumir animalillos. Otra ventaja de suma importancia fue el apoyo de mi entorno, quienes en lugar de criticar esta “nueva aventura” me respetaron, ayudaron dándome datos e incluso interesándose en mi alimentación.

Sé que recién llevo un año y que para algunos esto no es mucho, pero créanme que ha sido una experiencia genial, de hecho ya tengo mis platos preferidos; las tortillas de verdura acompañadas con ensalada de quínoa, la crema de zapallo con maní, e incluso mi versión de “lomo a lo pobre” donde sólo remplazo el vacuno por una hamburguesa veggie. Pero el premio mayor se lo lleva la leche de almendra, mi favorita en los desayunos, en especial con café.

En cuanto a los típicos mitos relacionados con la salud, no he tenido ningún problema, mis índices de colesterol, glóbulos rojos y todo lo demás están en óptimas condiciones (esto según un examen que hace un par de meses me realizaron en Canadá) es decir, tengo certificación internacional de que mi alimentación es la correcta.

En definitiva, los invito a iniciarse en el mundo vegetariano, les traerá gratificaciones y beneficios por montones, traten que el espíritu del guerrero los invada y que no los venza en el intento, pidan ayuda he infórmense para tener una dieta balanceada, disfruten de la comida y experimenten con recetas nuevas y por sobre todo habrán sus mentes al momento de elegir que comerán mañana.

Francesca Chiappa G.

Escrito por Francesca Chiappa G.

Periodista, vegetariana hace cinco años. Puedes escribirle a francesca@vegetarianoschile.cl o encontrarla en Twitter como @fran_chiappa.

Web:

  • Kata

    Te felicito de todo corazón. Yo comencé hace poquito, y la verdad es que no me ha costado tanto, es mas, me a gustado porque he aprendido a cocinar nuevas cosas y me he sentido muy bien anímica y físicamente. Una vez mas ….¡Felicitaciones!! 🙂

  • constanza

    felicidades!!!

  • Meli

    Te felicito, se que no es facil sobre todo al principio, pero ya lograste un año e inspirar a muchos como a mi. Sigue asi!

  • David

    Que buen testimonio, me conmovió
    Yo estoy a un mes de cumplir un año de ser vegetariano y comparto tu sentimiento:)