EL HAMSTER: Adoptar en vez de comprar

Por / 1 Comentario / 19/06/2013

monrix

Les dejo mi columna que esta semana publiqué en el diario HoyxHoy, pueden leer la original (que incluye datos veggies y más) A. Si les gustó el dibujo de los perritos, felicite a la Monrix.

———

La semana pasada llegó un perro a mi oficina. Un perrito de la calle, flaco, negro y despeinado. Pero tan bonito como cualquier perro “de raza”. Entró como Pedro por su casa y en menos de cinco minutos se ganó el corazón de todos. ¿El problema? Nadie podía llevárselo, así que empezamos la búsqueda frenética de un hogar para “Cirilo”. Le sacamos fotos, las subimos a las redes sociales y esperamos que alguien que buscara una mascota lo quisiera.

Actualmente, se calcula que en Santiago hay alrededor de 436.000 perros callejeros. La mayoría de ellos vive en la calle porque fue abandonado por sus dueños, o porque son los descendientes de otro perro abandonado. Esta triste realidad convive con el negocio de los criaderos, donde se mueven decenas de millones mensuales gracias a que comercializar animales siempre será rentable: se trata de un “recurso” que se multiplica prácticamente solo.

Así, mientras casi medio millón de perros pasa hambre y frío en las calles de nuestra ciudad, los criaderos cobran distintos precios si venden a un dálmata o a un pastor inglés. También importa si el can está inscrito, o si ganó algún premio en uno de esos concursos sin sentido en los que se premia “lo mejor de cada raza”. Como si vivieran en la Alemania nazi, hay personas a las que les importa mucho –lo que se refleja en los que pagan- quiénes fueron los padres de un perro o qué lugar ocupó en su camada. No se dan cuenta de que es un ser vivo tan valioso, fiel y cariñoso como un quiltro. Por eso, la mejor solución a la problemática de los perros vagos es educar a la gente para que prefiera adoptar en vez de comprar.

Comprar es promover una industria que lucra son la vida de los animales, mientras que adoptar es darle una nueva vida a esos perros que tantas veces nos acompañan cuando caminamos solos durante la noche, o que nos mueven la colita sin conocernos y nos alegran el día. Adoptar no sólo es retribuirle a los animales la fiel compañía que nos brindan a lo largo de nuestra vida, también significa tomar parte de un problema ciudadano y ayudar a solucionarlo. Por último, adoptar es gratis y los perros mestizos están más de moda que cualquier can de raza: este año el quiltro chileno se internacionalizó con la historia de Chili Dog, el perro callejero porteño que fue adoptado por una familia de Seattle que se gastó 2 mil dólares para llevárselo a vivir el sueño americano. Su historia incluso salió en la BBC.

Cirilo no se hizo tan famoso como Chili Dog, pero también encontró un hogar. Y quienes lo ayudamos, tuvimos la satisfacción de aportar en algo a mejorar su vida. Es que aunque adoptar a un perro no cambiará el mundo, el mundo de ese perro cambiará para siempre.

Ignacia Uribe R.

Escrito por Ignacia Uribe R.

Periodista, vegetariana hace nueve años. Directora de Vegetarianos Chile. Puedes escribirle a ignacia@vegetarianoschile.cl o encontrarla en Twitter como @IgnaciaUribe.

Web: http://vegetarianoschile.cl/

  • Andrés Atiabi

    Todo aporta… te imaginas si cada uno aportara un poquito con gestos asi??? ..