EL HAMSTER: El veganismo no se basa en el amor

Por / 8 Comentarios / 10/02/2013

En jornadas de activismo para promover el veganismo, me ha tocado conversar con muchas personas que consideran que nuestro trabajo es necesario y digno de respeto. En algunas ocasiones, nos mencionan que ellos también “aman a los animales” y hace su aparición un lindo monólogo de cómo tienen un perrito o gatito especial con diversas características extraordinarias.

De buenas a primeras producen simpatía esas anécdotas, pero intento concentrarme en mostrarles que así como consideran que ese ser que están cuidando tiene derechos inherentes, otros animales también los tienen. El profesor y teórico Gary Francione explica con el concepto de “esquizofrenia moral”, la lógica de pensamiento que hace que respetemos a unos animales específicos y que promovamos la esclavitud y el sufrimiento de otros. Pero ha sucedido que el discurso de “su mascota” continúa y pareciera que no se detendrá en un buen rato. Finalizando la apología de su “hermano menor”, “hijo/a” o “integrante de la familia”, me queda la sensación de que esa persona intenta evadir el cuestionamiento ético que estamos haciendo o busca subterfugios para sentir que también es parte de una causa por los derechos animales sin ser vegano.

Dejando de lado el tema del veganismo, aquí es cuando reflexiono ¿Será positivo tal nivel de apego de un humano con un animal no humano? La verdad es que no le encuentro ningún problema, pero el asunto se puede complejizar. Muchas personas sienten un afecto especial a un animal en específico en detrimento de otros. Tampoco veo gran problema en esta parte, porque uno tiende a preocuparse de las personas más cercanas y a los que uno conoce.

veganismo2El tema de fondo es que solemos olvidar que el amor no hace a un sujeto merecedor de derechos y que sus intereses y deseos no sean coartados, sólo es necesario el respeto. En ese sentido, el veganismo no busca la compasión, sino que sus ideas están amparadas en la justicia. Los veganos no tenemos esa mirada un tanto paternalista en la cual los demás animales son nuestros “hermanos menores”, sino más bien los vemos como iguales a nosotros en los derechos fundamentales, vemos a un alguien que no necesariamente tiene que agradarnos, pero que aún así debe ser respetado.

Entre reflexionar la cuestión en términos de justicia y derechos, o más bien en trato bondadoso y compasión, creo que la primera visión es la más acertada. Los animales no tienen que ser lindos, interesantes, estar en peligro de extinción o ser queridos por nosotros para respetarlos. Debemos tener precaución al momento de entregar nuestro mensaje para no caer en sentimentalismos que en definitiva no aportan a lograr un mundo sin especismo. Nuestras decisiones éticas debemos basarlas en argumentos racionales, no en lo que nos gustaría creer al respecto, aunque el valor emocional también es importante como motor de acción. Hay que comprender que mientras el amor a otros animales es una opción legítima, no debería serlo pasar a llevar los derechos de otro. Uno no ama y nunca amará a todos y si no entendemos que lo más relevante al momento de considerar moralmente a otro es su capacidad de sentir, no habremos comprendido las bases de la justicia. No sabremos, en definitiva, de qué se trata el veganismo.

veganismo3

Leonardo Vásquez T.

Escrito por Leonardo Vásquez T.

Estudiante de Periodismo, vegano hace dos años. Puedes escribirle a leonardo@vegetarianoschile.cl o encontrarlo en Twitter como @leovasquezt.

Web:

  • El artículo tiene buen planteamiento. Pero no comparto para nada la definición de amor que das. ¿El amor es sólo sentimentalismo y un sentimiento individualista? ¿Acaso el amor no puede ser justicia, igualdad, y respeto?

    Para mí el veganismo SÍ se basa en amor, pero no en el amor que defines.

    • Hola, gracias por comentar. Considero que el amor puede estar presente, pero no es necesario al momento de respetar los derechos de otros. Si vemos por ejemplo lo que sucede con los derechos humanos, que están institucionalizados en sistemas legales, no se apela jamás al amor. Así como tampoco las leyes están hechas por el grado de afinidad que se pueda tener con cierto individuo.

      Por esa razón, creo que no es necesario hablar de amor al momento de luchar por los demás animales.Una persona me puede decir con justa razón “yo no los amo, no empatizo con ellos, no son ni mis amigos ni mis hermanos menores” y ahí nuestro argumento se cae. Hay que hacer entender que es un deber moral respetar a otro capaz de sentir independiente del sentimiento que tengamos al respecto.

      En todo caso, no estoy en contra del amor. De hecho, una sociedad donde cada uno pudiera querer lo mejor para el resto, sería un mejor lugar para todos. Saludos.

  • Creo lo mismo, pero para muchos el “amor a los animales” como argumento es válido. Para mi no lo es, ya que está el derecho inherente . Sólo le doy una “aprobación” ya que es una estrategia de planteamiento o de acercamiento, pero no la dejo de encontrar cursi o fuera de foco. Nosotros de todas maneras a través de los años no nos hemos encargado de esclarecer las cosas, ya que se le da visto bueno en los planteamientos de “yo no como carne porque los amigos no se comen” o los “ismos” o los diminutivos para hacerlos super adorables (vaquita, chanchito, perrito, gatito) y la gente da por hecho de que no comes carne o derivados porque amas a los animales. Pero ello también radica en el paternalismo de la gente del perrismo y el gatismo.

    Buen artículo. pulgares arriba.

  • Alejandro Zúñiga Oneto

    Entiendo la crítica, pero si la llevas al extremo pierdes el 95% por ciento (en términos figurativos, me refiero a la mayor parte) de las personas a las que puedes llegar. No se debiese subvalorar la empatía como herramienta, ya que ella sirve para aproximarse a otros y persuadirlos de discursos que puede llevar mucho tiempo interiorizar si se intenta por la pura vía racional.

    • Pero el llamado a la empatía no tiene porque ser basado en el amor, sino en un principio de igualdad. No sé si me entiendes xD

    • Entiendo a lo que te refieres…pero segun comprendo el texto a lo que va es que mas alla del amor el respeto se debe otorgar como un derecho. Por ejemplo a mi me cargan los perros callejeros, no siento empatia, pero merecen respeto y no voy a avalar matanzas.

  • Comparto plenamente lo que se dice en el artículo. Es fundamental entender esta diferencia.

  • una pregunta….sale del contexto del tema pero..donde puedo conseguir zapatos, cinturones, etc no animales?? ropa de calle es facil, pero ropa para la ocinina me ha costado pillar…gracias.