EL HAMSTER: La irresponsabilidad con los animales

Por / 3 Comentarios / 27/09/2013

Cocki Richards

 

Cuento corto: yo en Curicó pasando amenamente el 18 de Septiembre, repitiendo como Mantra los tips que di la semana anterior, cuando camino a las fondas -con mis hermanas, sus amigos, y un perrito Cocker que nos seguía- se acercan perros callejeros y le ladran a nuestro perri hasta que se baja a la calle con la mala suerte de encontrarse con una señora que en vez de frenar al ver al perro en el borde de la calle, BAJÓ LA VELOCIDAD Y LO ATROPELLÓ LENTAMENTE, PASANDO LAS DOS RUEDAS POR ENCIMA DE LA PATA TRASERA del Cocker, mientras él lloraba y trataba de quitar la patita atrapada bajo la rueda. La responsable conductora aceleró para irse mientras la amiga de mi hermana corría pegándole carterazos al auto.

Se nos olvidaron TOTALMENTE las fondas, agarramos al perro en brazos y caminamos (después en taxi porque pesaba mucho) buscando algo abierto hasta que llegamos al Hospital Veterinario del Dr. Claudio Bonati, ahí don Claudio lo limpió, le puso inyecciones varias, suturas y le dio pastillas para que se mejore. Luego pasó una semana donde con ayuda de la Protectora de Animales le buscamos casita, hasta que mi Santa Madre accedió a recibirlo en mi casa, saludos a mi mamá que la lleva es terrible guena onda.

 

907029_10201581163106877_813052590_n

 

¿Por qué les cuento todo esto? Porque me llama profundamente la actitud de las personas respecto a lo que pasó.

1.       En primer lugar, hay que tener MALDAD GENUINA en el corazón para atropellar a un perro con LAS DOS RUEDAS del auto, a vista y paciencia de todos, y más encima ser tan cara de raja como para irse sin siquiera bajar el vidrio.
2.       Si no es maldad genuina, entonces hay que ser MUY HUEÓN para ver un perro a medio metro de la cuneta y no hacerle el quite, sino que PASARLE TRANQUILAMENTE POR ENCIMA. Porque el perro NO estaba en la mitad de la calle, y la vieja no venía a más de 35km/hr, alcanzaba a frenar o esquivar.
3.       ¿Qué lección de RESPONSABILIDAD le está transmitiendo esa mujer a los dos cabros chicos que iban con ella, que parecían ser sus hijos? Por último si ya atropellaste al perro, baja el vidrio, ve cómo está y dale aunque sean 10 lucas a los cabros para que lo lleven al veterinario, pero ni siquiera eso. Porque defendimos al perro y ella nos vio, no nos fue indiferente, el perro andaba con nosotros.
4.       Una reacción curiosa que me entristece un poco, es “Pucha que lata, ¿por qué no se fueron a las fondas no más?”. Es que en verdad no entiendo, hay un animal que fue arrastrado por un auto y tiene un tajo con el tendón al aire, que no tiene a nadie más que lo ayude, ¿y pretenden que lo deje ahí?, me parece insólito como se fomenta la irresponsabilidad en ciertas ocasiones, y luego se espera de los jóvenes que sean responsables, si no se está siendo coherente en otras circunstancias, cómo esperan que los niños le tomen valor a las cosas, si te muestran que ayudar a UN SER VIVO HERIDO vale menos que una hora de juegos y vino en una pocilga con viejos curados (léase fonda).
5.       “Qué bonito como los jóvenes se preocupan de estas cosas”. No sé desde cuándo es “bonito” que lleve a un animal atropellado al veterinario, yo creo que es necesario, justo, atinado, responsable, etc. O sea, no me criaron así, pero en mi guata en ese momento hay algo similar a la empatía que es como “si a mí me atropellan no me gustaría que me dejaran ahí tirada, me gustaría que me ayudaran porque yo sola no me puedo parar a buscar un doctor”, y no creo que la vida de un animal valga menos que la mía, es una vida después de todo, para mí es como lógico.
Está de más decirles que esto me quedó dando vueltas mucho rato, y pienso que todo pasa un tema de actitud. Destaco a todas las personas amables que nos ayudaron, y todas las otras personas que sé que harían lo mismo en una situación similar. A mi hermana y sus amigos por tener valores sólidos, a los vecinos que le compraron comida y le dieron techo cuando llovía, al veterinario que nos atendió a pesar de ser su día libre, y más encima no nos cobró, a la gente de la protectora que ha estado buscándole una casa nueva, y a mis papás que al parecer están siendo abuelos del Cocki en este momento.
Sé que hay atropellos peores que éste todos los días, y también sé que hay cosas mucho peores que un atropello, pero creo que si no se habla de esto en público poco se avanza al respecto. Yo no soy animalista, no creo que los animales sean mejores que las personas ni viceversa, es más, no me gustan las mascotas porque me muero de alergia, pero sí creo en que la vida en cualquiera de sus manifestaciones merece un trato digno, por eso estoy en contra del abandono y el maltrato a otros seres, y voy a ayudar en la medida que pueda cada vez que tenga la oportunidad.
Vegetarianos y veganos: estamos contribuyendo a disminuir el maltrato cada día, con cada comida que no tiene carne de las industrias abusadoras.
Omnívoros: pueden aportar a la causa sin dejar de comer carne, absteniéndose de comprar en las industrias abusadoras y consumiendo productos de marcas orgánicas y libres maltrato en el proceso de crianza (como por ejemplo, Carnes Andes Sur).
Tu aporte vale muchísimo, aunque se vea como algo mínimo, ánimo y a comenzar sumando pequeñas metas!

Constanza Richards B.

Escrito por Constanza Richards B.

Psicóloga, blogger y vegetariana hace cuatro años, mezcla de todo caleidoscópicamente en cota.richards.cl. Puedes escribirle a cota@vegetarianoschile.cl o encontrarla en Twitter como @cotarichards.

Web: http://cota.richards.cl

  • Natalia

    Holi

    A mi me supera este tema, no puedo entender como hay gente tan mala clase con los animales.

    El año pasado en un acto totalmente irreponsable mi papá dejó salir libremente a mi perro siendo que yo siempre le decía que no lo hiciera porque uno no sabe como es la gente, cuento corto un auto le pegó en el hocico en un sector que es super tranquilo a mi me tinca que el individu@ iba a una velocidad super baja, le pegó a mi perro y siguió de largo, el pobre tuvo que llegar solo a la casa lleno de sangre, lo lleve al veterinario de urgencia, fue horrible nunca había visto tanta sangre menos mal que mi perro se recuperó de ahí que no sale más solo porque me enoje mucho con mi papá por haberlo dejado salir asi.

    • constanza

      eso es super delicado! los perros de casa no saben cruzar la calle solos y no tienen porque saber tampoco, y evitar el accidente depende del que va manejando, y muchas veces le da lo mismo y llega y pasa. Y igual, a veces los papas no entienden esta logica, no entienden q es peligroso porque los perros no tienen porque saber cosas de humanos como mirar a los lados antes de cruzar y por lo tanto es muy peligroso para ellos salir solos

  • Karola Soto

    Es terrible ver como existe tanta gente insensible respecto a este tema, yo conduzco para todos lados (debido a mi trabajo) y estando en carretera le he hecho el quite a perritos que cruzan o aparecen de la nada ( siendo completamente irresponsable a veces por llegar y pegar el “frenazo”) pero es que no podria cargar en mi conciencia con la vida de un ser vivo, que pude evitar quitar, o por ultimo no hacer nada si ya no pudiste evitar el atropello habla muy mal de quien lo hace… no me declaro animalista pero vez que puedo ayudo de alguna forma con comida o si puedo reubicar a un cachorrito bkn, pero me supera ver tanta pero tanta gente completamente indiferente y para que decir mucha gente mala que maltrata y bota a estos pequeños….bien por lo que hiciste… ojala mas gente se animara a ver, mirar y hacer algo, en vez de hacer caso omiso a estas situaciones.