EL HAMSTER: Todos deberíamos ser -al menos- un poco veganos

Por / 1 Comentario / 29/10/2013

couple-eating-apple-750075

Esta semana se celebra el Día Mundial del Veganismo (1 de noviembre), y es una buena ocasión para saber más de ese estilo de vida que se encuentra dentro de los más saludables y amigables con el planeta. Para empezar, hay que saber que el veganismo es más que una dieta; no se consume ningún ingrediente de origen animal, pero además existe una preocupación por no usar artículos de cuero ni productos testeados.

Parto por aclarar que yo no soy vegana, y quizás nunca lo sea. Pero soy vegetariana hace más de 10 años, he eliminado al máximo los lácteos de mi dieta (ya no recuerdo cuándo fue la última vez que tomé leche de vaca), no compro nada que sea de cuero y me preocupo de que mis cremas y cosméticos no hayan sido probados en animales antes de llegar a mis manos. Es decir, soy lo más vegana que puedo. No sólo porque creo que es lo éticamente correcto, sino que porque además está comprobado que es más sano y ecológico.

Mientras en  Chile recién se están poniendo de moda los productos sin lactosa, en países más desarrollados diversas investigaciones han comprobado que las proteínas de origen animal no le hacen bien a nadie. De hecho, este año la prestigiosa Universidad de Harvard eliminó de su pirámide nutricional la leche y los lácteos (y en las carnes sólo admitió el pescado), dejando más que claro cuál es la opinión científica sobre estos alimentos cuando los expertos no se ven presionados por los intereses políticos o económicos.

Pero claro, la comida es parte de nuestra cultura y es difícil dejar los hábitos de un día para otro. Entonces, ¿cómo hacerlo? Mi consejo es partir de a poco, y ver hasta dónde uno quiere y puede llegar. Por ejemplo, últimamente están de moda los “flexitarianos”: personas que son vegetarianas o veganas la mayor parte del tiempo, principalmente por salud o el medio ambiente, pero que de vez en cuando se salen de su dieta. El chef Mark Bittman lanzó hace poco un libro de recetas titulado “Eat vegan before 6:00” (desde 11 dólares en Amazon), que apunta a este tipo de público. En esa misma línea, la campaña mundial Lunes Sin Carne explica que si al menos un día a la semana todos fueran vegetarianos, el calentamiento global se reduciría significativamente.

Si aprovechan los días feriados para informarse, van a descubrir cómo los productos lácteos no son todo lo bueno que nos han hecho creer los comerciales de la televisión. Y los desafío a que vayan más allá: el viernes conmemoren el Día Mundial del Veganismo dejando los productos animales por 24 horas. Si últimamente hay tantos veganos en el mundo, no debe ser tan difícil después de todo, ¿no creen?

Ignacia Uribe R.

Escrito por Ignacia Uribe R.

Periodista, vegetariana hace nueve años. Directora de Vegetarianos Chile. Puedes escribirle a ignacia@vegetarianoschile.cl o encontrarla en Twitter como @IgnaciaUribe.

Web: http://vegetarianoschile.cl/

  • constanza

    estamos en el mismo nivel <3 yo estoy comprando huevos orgánicos de gallinas elices y libres 🙂 y por cada vez que alguien come o está un día conmigo hay un nuevo vegetariano descontaminando el mundo <3