Famosos V: El Príncipe de Arabia Saudí

Por / 0 Comentarios / 16/02/2017

 

En el 2015, el príncipe de Arabia Saudita, Khaled bin Alwaleed, critica públicamente el cambio climático y el desperdicio de energía en el Saudi Arabia Forum, hacia un grupo de millonarios del petróleo.

“El cambio climático y el injustificado consumo de energía son 2 de los problemas más serios que enfrentamos hoy en un nivel macro. [1]

Arabia Saudita es el principal productor de petróleo del mundo y el sexto mayor consumidor. También es uno de los pocos países que se negaron a firmar el Acuerdo de París sobre el cambio climático en la ONU (luego el país firmó el 3 de Noviembre del 2016).

Fue objeto de burla de muchos en el foro, pero él es vegano hace 5 años y defensor de los derechos de los animales; le preocupa el calentamiento global; y se promueve como agente de cambio.

Así que su discurso en el Saudi Arabia Forum lo tradujo en acción: Khaled bin Alwaleed negó toda inversión financiera relacionada con el calentamiento global, y prefiere invertir en restaurantes 100% vegetal en el Medio Oriente y en proyectos de energía renovable [1].

Incluso su padre lo ha seguido, Alwaleed Bin Talal Alsaud, gran príncipe de Arabia Saudita y primera fortuna en el Medio Oriente, se volvió vegano [1].

Khaled bin Alwaleed se hizo vegetariano para sentirse mejor, inspirado en el libro “Reboot with Joe” de Joe Cross [2]. Antes de convertirse en vegetariano, el príncipe pesaba 110 kg y tomaba permanentemente medicamentos reductores del colesterol.

Con el tiempo, el príncipe bajó de peso y fue reconociendo el impacto ambiental positivo de este estilo de vida.

“Quiero ser una mejor persona de lo que era ayer, y contribuir, con suerte, para dejar este planeta en un estado mejor que cuando llegué. Mi motivación es ver cambios, resultados. (…) [3]”

Recordemos que la producción de carne y productos lácteos es una causa principal de emisión de gases de efecto invernadero, y es el principal responsable del calentamiento global. Incluso un estudio del 2016 de la Universidad de Oxford, indica que si todo el mundo pasara a tener una dieta vegetariana, para el 2050 se reduciría al menos un 63% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial (70% si fueran veganos) y salvaría 8 millones de vidas humanas (ya que reduce los problemas ligados a la obesidad y colesterol por el consumo de carne y aumenta las defensas por la nutrición por vegetales).

Dado que el príncipe ha adoptado una dieta 100% vegetal, le gusta hablar en los medios de comunicación; él se considera un defensor de los derechos de los animales. Por ejemplo, se ha comprometido con la asociación Mercy for Animals.

El príncipe es un inversionista y quiere formar un ecosistema de emprendimiento en Arabia Saudi. Busca potenciar con 1000 millones de dólares, a traves de Breakthrough Energy Ventures, negocios de energía limpia y renovable

“(…) Pero hay un mercado con el que yo no quiero tener relación alguna: las importaciones de ganado. Por razones éticas, no quiero ser parte de ello. Esto no es algo en lo que quise participar (en términos de inversiones que quiero decir). (…) Hay algunas líneas que no quiero cruzar, y la importación de ganado, para mí, es uno de ellas. [2]”

“Todo está relacionado. El bienestar de los animales y el medio ambiente. Normalmente esto es un problema que puede ser resuelto si consideramos un ángulo económico más humano y menos codicioso [1].”

Entrevistado por el National Observer, el príncipe Alwaleed Bin explicó que la industria de la carne es perjudicial no sólo debido a su enorme huella de carbono, sino también porque las plantas nutritivas que podrían ser utilizados para alimentar a las mujeres y los hombres (en países donde todavía existe la desnutrición) se utilizan para engordar a los animales en los países ricos, que eventualmente son asesinados. Este proceso no tiene absolutamente sentido alguno, dice.

“Convertirme en vegano realmente ha cambiado mi vida. Empecé a amar más a la Tierra. Esta es una razón por la que no quiero invertir en la importación de ganado. Es una cuestión de desarrollo sostenible. Me importa, y Arabia Saudita debería cuidarse también [2].”

Además de sus inversiones en el mundo de la restauración forestal, el príncipe Alwaleed bin vendió todas sus acciones de la industria del petróleo y del gas para invertir en empresas enfocadas hacia el desarrollo sostenible, ya sea de alta tecnología o inmobiliarias [1].

Con KBW Inversiones, el grupo que fundó con el consentimiento de su familia, instaló el verano pasado en Jordania una tecnología verde: bombillas que funcionan con energía solar que proporcionan suficiente luz para las carreteras de la capital del país.

En cuando a su vida más personal, el príncipe vendió su colección de automóviles y solo se quedó con su auto eléctrico Tesla. El príncipe ya no vive en un palacio y compensa financieramente las emisiones de gases de efecto invernadero de sus transportes en aire. E indica que prefiere usar el término “100% vegetal” (o “a base de plantas”) que el término “vegano” cuando habla de inversiones.

“Cuando digo la palabra “Vegano”, la gente se pone automáticamente a la defensiva. Pero si usted dice “100% vegetal”, que se sienten cómodos y es fácil conversar con ellos. [1]”

 

Khaled bin Alwaleed recibiendo un premio de Vikram Shroff, prediente de la Organización de Emprendedores U.A.E

Khaled bin Alwaleed recibiendo un premio de Vikram Shroff, prediente de la Organización de Emprendedores U.A.E

 

Si quieres conocer a más personas importantes que han dado el paso al camino del vegetarianismo o veganismo, puesde encontrarlos en nuestra sección Famosos V

 

Fuentes:

  1. http://www.nationalobserver.com/2017/02/10/news/meet-vegan-saudi-prince-whos-turning-lights-jordan
  2. http://www.startupmgzn.com/english/features/inside-story-khaled-bin-alwaleed/
  3. http://www.arabianbusiness.com/the-real-deal-prince-khaled-bin-alwaleed-647338.html