FAMOSOS V: Franz Kafka

Por / 0 Comentarios / 31/07/2017

Franz Kafka, uno de los más grandes escritores en lengua alemana, nacido en el año 1883 en Bohemia y de origen judío; tuvo una dieta estrictamente vegetariana.

Es evidente que Kafka es considerado uno de los más importantes autores de la literatura universal, pues en su obra se hayan una serie de temas relativos a los conflictos del hombre y sus problemáticas de corte existencialista. Es conocido públicamente su importante aporte a las letras, con textos como: El Proceso, La Metamorfosis, El Desaparecido y El Castillo.  Junto a ellas, le acompañan una vasta producción de cuentos, como lo son: Un artista del hambre, Ante la ley, El camino a casa, entre otros.

Si bien existen una serie de episodios que marcan su desolada existencia, a lo largo de su vida, tuvo una serie de eventos que lo llevaron a desarrollar una peculiar personalidad; entre ellos, la problemática relación con su padre, sumado al hecho de que este mismo,  lo obligaría posteriormente a estudiar derecho en la universidad. Se añade a ello, la novelesca relación que tuvo con Felice Bahuer, manteniendo contacto de manera epistolar, producto de la distancia y posteriormente sus amoríos con Milena Jesenska, quien se desempeñaba como traductora, periodista y estaba casada. Finalmente Kafka, termina sus días acompañado de Dora Diamant, quien también se desempeñaba como periodista y que le ayudó a que retomara su obra hasta el eventual deterioro de su salud, que lo llevaría a la muerte por Tuberculosis a los cuarenta años de edad en 1924.

Más allá de todos los aspectos biográficos, que resumen a grandes rasgos la vida de este importante escritor, volvemos a la interrogante ¿Qué es entonces lo que lo lleva a Kafka volverse Vegetariano?

Según algunos datos bibliográficos, lo que conduce al gran escritor de nacionalidad astrohúngara y checoslovaca a convertirse al estilo de vida vegetariano fueron sus graves problemas de salud, ya en los años de su juventud. Es fundamental recordar que el autor de La Metamorfosis, a lo largo de su vida fue bastante enfermizo. El empleo de un estilo de vida libre de carne, junto con la realización de ejercicios lo ayudaron a recuperarse de sus aflicciones. Se dice, que a partir de esa situación en particular, logró convertirse en una persona mucho más activa, mejorando progresivamente su estado general.

Evidentemente, tras las consideraciones anteriores, Kafka se convirtió en un defensor del estilo de vida vegetariano y de los derechos de los animales; ideales que compartió plausiblemente con su hermana Ottla.

Escrito por Constanza Muñoz

Web: