ME GUSTA: La cocina budista presente en “Chef’s table”

Por / 0 Comentarios / 26/02/2017

El primer capítulo de la tercera temporda de la serie de Netflix, “Chef’s Table” es simplemente sublime.

La serie, que desde su primera temporada ha cautivado llevando las historias de distintos chefs del mundo con cocinas increíbles y restoranes que abren el paladar llenos de estrellas Michelin; en esta tercera temporada inicia con una historia distinta.

Desde el primer momento la serie documental nos inserta en la paz del templo budista Baekyangsa, en Corea del Sur. Ahí conocemos a la monja Jeong Kwan, una mujer con una historia preciosa que relata a través de imágenes íntimas y de una cocina delicada, profunda y llena de sentido, la importancia de la conexión con el alimento y su preparación como un camino a la iluminación.

Jeong Kwan llegó a los 17 años al templo sin estudios en cocina, sólo con lo aprendido en su casa mirando a su madre, y como relata Jeff Gordinier, crítico gastronómico del New York Times, que también es parte del capítulo, la cocina de Kwan es mucho mejor que varias de personas con estudios.

En un minuto Gordinier dice que no salió siendo la misma persona que llegó después de probar la comida de Kwan.

En este capítulo vemos la delicadeza y la conexión que Kwan tiene con su huerto y la intención que pone a la hora de cocinar la “comida de templo” donde uno de los ingredientes fundamentales es la salsa de soya, que como dice esta monja, es milenaria y tiene una carga hereditaria de antepasados que hacen que tenga un valor trascendental y purificador.

En casi la hora que dura este espectáculo que realmente abre la cabeza y el espíritu, vemos platos delicados, llenos de amor y consciencia, donde ella dice que cocinar no es tan distinto del budismo, es una meditación. Vemos preparar desde un té de flor de loto a la fermentación del repollo que utiliza para distintas preparaciones.

Un capítulo imperdible, que no importa si no has visto el resto de la serie o si no la quieres ver, pero que este -el primer capítulo de la tercera temporada- es realmente imperdible. Sobre todo, para los vegetarianos. Es un lujo.

Escrito por Magdalena García

Web: