ME GUSTA: Ceilom, lombricultura y reciclaje de materia orgánica en casa

Por / 3 Comentarios / 10/10/2012

 

 

 

El sábado pasado me invitaron a un curso introductorio de reciclaje de materia orgánica y lombricultura con sentido. ¿Y cuál puede ser el sentido de aprender y desarrollar la práctica del reciclaje de nuestros residuos orgánicos con este sistema? En CEILOM lo expresan de la siguiente manera (para comenzar): “De manera simple puedes llegar a reciclar en casa toda la materia orgánica que generes, lo cual en promedio significa reducir a la mitad la cantidad de basura que actualmente desechas. Podrás además obtener Humus, un abono de alto nivel energético. En otras palabras podrás ver como lo que antes era un desecho bajo nueva visión se transforma en un increíble recurso.”  Y cabe agregar que las protagonistas de dicho proceso alquímico, de transformación de la materia orgánica “muerta” en humus, son las lombrices. Según como lo entiendo, el trabajo que realizan las lombrices ( junto con otros micro-organismos) es comparable a la labor que realiza nuestro sistema digestivo: descomponer la materia orgánica en partes más pequeñas y asimilables, transformándola en una fuente de energía. Sin ese proceso llevado a cabo correctamente, la tierra no es capaz de dar sustento apropiado a las plantas, las que son a su vez nuestro sustento.

Gracias a Félix Brunatto, socio fundador de CEILOM, comprendí que la lombricultura con sentido implica  ser conscientes de que formamos parte del ciclo de vida-muerte-vida. ¿Y cómo tomar consciencia? Podemos comenzar por detenernos un minuto a observar a la tierra a los ojos, como dice Félix, y prestar la atención debida al tipo de noticia que no aparece en portadas: “la cuarta parte de la tierra cultivable está muy degradada”. Sí, has leído bien, el 25% de la TIERRA de donde se obtiene nuestro alimento no sólo  está degradada, sino que está MUY DEGRADADA!!!!) Y lamentablemente, apartar la mirada no hará que la tierra mejore. Para que eso ocurra se necesita trabajo en equipo: humanos, lombrices y micro-organismos… ¡Bienvenidos todos y mientras más seamos, mejor!

Me gustó mucho la propuesta de reciclaje de materia orgánica de CEILOM, porque se nota que están comprometidos con este tema y que realizan su misión de un modo consciente y responsable. Ellos me explicaron que para que la lombricultura tenga sentido es fundamental conocer bien todo el proceso: desde la recolección de la materia orgánica, pasando por el cuidado apropiado de las lombrices (proporcionarles las condiciones que necesitan para su vida y no matarlas en el intento), hasta la cosecha y uso del humus. Cada etapa del proceso es importante para que obtengamos el resultado esperado, que es un humus de buena calidad, que realmente nos permita fertilizar la tierra, por lo que saltarse el paso del aprendizaje (ya sea con CEILOM o con cualquier otra persona/iniciativa consciente) no tiene sentido.

Bueno, no me queda más que tomar mi propio consejo, aprender y comenzar por casa, e invitarles a que seamos el cambio que queremos ver en el mundo 🙂 

 

Paulina Bentjerodt G.

Escrito por Paulina Bentjerodt G.

Psicóloga, vegetariana naturista y amante de la cocina crudivegana. Creadora del blog Como Semillas y del grupo Alimentación Viva y Consciente.Trabaja en Rumbo Verde. Puedes escribirle a paulina@vegetarianoschile.cl.

Web: http://www.rumboverde.cl