MODA Y BELLEZA: Le Petit Olivier Savon Extra Doux Lavande

Por / 0 Comentarios / 16/07/2017

Si andan en busca de un buen dato para este invierno, que los ayude a sortear los embates del frio y a relajarse un poquito, les compartiré lo siguiente.

Hace unos días, recibí de regalo el jabón Extra Doux Lavande ( extra suave lavanda)  de la marca francesa “Le Petit Olivier”. Mi opinión luego de haberlo usado se resumen en : Oh là là!. 

Su envase de papel kraft es simple, sobrio, ecológico y reciclable. Muy acorde a los compromisos medioambientales de la marca. Además, le da un toque artesanal y natural.

Al abrirlo, nos encontramos con un suave perfume a lavanda, muy característico de Francia. Esta flor es la joya de la aromaterapia, debido a sus múltiples propiedades analgésicas, antisépticas, como regenerador celular, sedantes, anti inflamatorias y calmantes.

El jabón, viene en una cantidad abundante, es de color blanco, con grabados en relieve que le dan un toque vintage y es enriquecido con extractos naturales de aceite de oliva, puesto que es el sello y nombre de la marca.

Este aceite vegetal, se extrae del fruto del olivo, la aceituna, y ayuda a restaurar los niveles originales de hidratación de la piel, ya que contiene la muy beneficiosa vitamina E, que actúa como antioxidante al ayudar a proteger a las células, tejidos y órganos contra los daños causados por los radicales libres.  Un aliado más para postergar las arrugas.

“Savoir-faire” es un termino referido a la destreza o gracia especial que tiene una persona para hacer las cosas, y  aquí se nota particularmente.  Al mojar el jabón, brota la espuma y … voilà!, la piel comienza a recibir las maravillas que este jabón aporta, sin desequilibrar la grasa natural de la piel, protegiéndola y ayudando a la formación de colágeno gracias al aceite vegetal de oliva.

Le Petit Olivier,  siempre ha estado contra las pruebas en animales y no utiliza ningún producto animal con la excepción de: miel, jalea real y cera de abeja. Por lo que sus jabones son libres se sosa ( sebo animal o manteca de cerdo).

Este jabón no contiene parabenos, que son los conservantes más usados en la cosmética. Estos actúan como potentes antibacteriales y antifungicidas, imitando las hormonas del cuerpo por lo  que interfieren en el sistema endocrino. Tampoco tiene fenoxietanol (phenoxyethanol), que es el sustituto de los parabenos que ocupan muchas marcas al ser un poco menos nocivo que estos. No obstante, algunos estudios lo señalan como alergénico, irritante, neurotóxico e inmunotóxico. 

La piel es el mayor órgano del cuerpo y cumple una función crucial en nuestro contacto con el entorno. Sin embargo, frecuentemente somos poco conscientes de todos lo elementos que nos aplicamos a diario y que ella absorbe.

Luego de usar el jabón, sentí que la mía quedó perfumada en su justa medida, suave y no irritada. Se nota la ” extra suavidad”, puesto que no es abrasivo.

Lo que más me gustó fue que este jabón no pretende ser crema, ni un compilado de aceites, ni el campeón de la humectación, ni el jabón con el mejor aroma, ni dejarnos físicamente como la Brigitte Bardot ( ojalá algún día creen algo así, porque animalistas ya somos #NoSonMuebles); Sino que simplemente, ser un jabón bien hecho… si es que eso puede ser simple.

Nunca antes había ocupado productos de esta marca y se inscribió dentro de mis favoritas. Adquirirlos es simple, puesto que están en varias tiendas en todo el país y también pueden comprarlos desde su pagina web http://lepetitolivier.cl/

 

Escrito por Paulina Briones

Web: