MUNDO: Szenja, la osa polar que murió de pena

Por / 0 Comentarios / 23/04/2017

La osa polar Szenja tenía 21 años. Parte del SeaWorld de San Diego, Estados Unidos, se podría decir que su vida era medianamente feliz, hasta hace una semana, le quitaron a su compañero Snowflake.

¿Por qué? El parque decidió trasladar a Szenja para que esta se reprodujera en otro establecimiento en Pittsburgh. Antes de que pasara esto, 10 mil personas se opusieron firmando una petición para detener el traslado, pero la presión social no dio resultados, y terminaron trasladando igual a la osa polar.

Sola en su nueva celda, Szenja comenzó a decaer. Sin energía para moverse ni comer, al parecer extrañaba demasiado a Snowflake, y lo que nadie vio, pasó. Szenja murió de pena. Y así lo dijo PETA:

“Después de perder a su compañero de 20 años cuando SeaWorld envió Snowflake al zoológico de Pittsburgh con el fin de reproducir más osos polares miserables, Szenja hizo lo que cualquiera haría al perder toda esperanza: se dio por vencida”, fue lo que dijo Tracy Remain, vicepresidenta de PETA.

 

 

Escrito por Magdalena García

Web: