CHILE: El último combate del “Negro Matapacos”

Por / 0 Comentarios / 28/08/2017

 

“Era callejero con el sol a cuestas,
Fiel a su destino y a su parecer ,
Sin tener horario para hacer la siesta,
Y rendirle cuentas al amanecer (…)”

Alberto Cortez

El último suspiro de un revolucionario de cuatro patas

Hace un par de años atrás, específicamente en el año 2011 donde las protestas y paros universitarios eran pan de cada día; surge la emblemática figura del “Negro Matapacos”. Este misterioso can frecuentaba las marchas y protestas acompañando a los grupos de universitarios y encapuchados, que se enfrentaban a la fuerza policial.

La característica esencial de este canino, era la de enfrentarse sin miedo a Carabineros, a los carros policiales, sin temor a ser embestido por el popular “guanaco”, defendiendo con sus fieros colmillos a los populosos grupos de jóvenes que luchaban día a día por una educación gratuita y de calidad, entre otras razones.

El “Negro Matapacos” fue tomando palco, pues en protesta que había él acudía, haciéndose amigo de los estudiantes, protegiéndolos cuando algo no le parecía justo. Su odio manifiesto a los hombres de vestimenta verde, promulgó que su figura se expandiera rápidamente por todos los rincones de Chile, llegando incluso hasta las redes sociales. Tanto fue el fulgor que provocó este extraño perro, que se hizo reconocido por muchas personas.

Sin duda su sello principal, eran las bandanas que los estudiantes le colocaban en su cuello para identificarlo e instaurar una especie de Enseña para que el “Matapacos” se hiciera visible y pudiera ser identificado por los manifestantes. No deja de ser emotivo, que si bien el perro era un guerrillero tuviese también un hogar, del cual huía cada vez que había ajetreo en las calles. Sin poder hablar, el canino empatizaba con las diferentes luchas sociales.

Una gran cantidad de personas lamentaron el fallecimiento del can y expresaron sus condolencias por los distintos medios y sitios web por los que se propagó la noticia. Muchos dicen que el perro era un anarquista, sin embargo, otorgarle un color político a su imagen sería trastocar su esencia. El “Negro Matapacos” era del pueblo, de los estudiantes, de los niños, de todos aquellos que lo conocieron y le brindaron su cariño.

Es así, que le deseamos un buen viaje al “Negro Matapacos”, allá donde esté, defendiendo por siempre ideales y cosas imposibles. ♥

 

 

Escrito por Constanza Muñoz

Web: