NUTRICIÓN: Alimentos para proteger las articulaciones

Por / 0 Comentarios / 31/12/2016

Todos hemos sufrido en algún momento alguna lesión articular como consecuencia de un exceso de ejercicio, un mal entrenamiento, un calentamiento previo inadecuado o incluso al tener mala suerte con alguna caída. Son lesiones molestas, que cursan dolor e inflamación provocando que el entrenamiento, el deporte que practiquemos o simplemente cualquier actividad que realicemos tenga que cesar hasta conseguir una adecuada recuperación.

Pero, ¿qué puede hacer la alimentación en este aspecto? Una buena salud articular no solo obedece a nuestro estado muscular o condición física, también depende de una correcta nutrición, ya que ciertos alimentos tienen propiedades que pueden ayudar a mantenerla.

Agua

No debemos olvidar que las articulaciones están bañadas de líquido sinovial, que permite reducir la fricción entre los cartílagos y otros tejidos, amortiguándolas y lubricándolas en cada movimiento. La ingesta de agua contribuye a sintetizar este líquido sinovial y conseguir una adecuada lubricación a nivel articular.

Cebolla y sus primas

Las hortalizas del género allium (ajo, cebolla, cebollines, etc.) son ricas en azufre, mineral necesario para la formación de colágeno y otros elementos que constituyen los huesos, cartílagos, tendones y ligamentos. En ejercicios de alto impacto la demanda de azufre, por parte del organismo aumenta, observándose un enlentecimiento del proceso de reparación articular en dietas pobres en este mineral.

Omega-3

Los frutos secos (especialmente las nueces) y semillas (semillas de linaza) son una buena fuente para obtener los ácidos grasos omega-3 que ayudan a proteger a las membranas celulares de los efectos nocivos de los procesos oxidativos que se producen durante la práctica de ejercicio físico.

Vitamina C

Naturalmente se puede obtener en fresa, kiwi, papaya, piña, naranja, tomate, pimentones crudos, brócoli, perejil, etc. Esta vitamina junto con los omega-3, inhibe los procesos que causan la inflamación en el organismo. Así mismo, contribuye en la síntesis y mantenimiento del colágeno y del cartílago, estructuras que forman parte de las articulaciones. El consumo de fruta y verdura debe ser diario y, de las 5 raciones diarias recomendadas, al menos, una de ellas debería estar compuesta por verduras crudas ricas en vitamina C.

Escrito por Víctor Jara A.

Web: