NUTRICIÓN: Como alimentar a tu bebé las primeras semanas. V

Por / 0 Comentarios / 08/05/2014

el bebé juega con la comida

 

Cuando debiera comenzar a comer tu bebé? Nadie te lo puede indicar con precisión. Si existe un rango general, que es a partir de los 6 meses. Pero esto lo va notando la mamá al ver las señales del bebé, si está o no interesado en la comida de los adultos, si le das de probar y pone caras de placer o de asco, etc. También depende de la mano de la cocinera para preparar las papillas y para ir cachando la onda, les compartiré algunos secretos que a mi me han funcionado.

Primero y principal es saber que al comenzar con la alimentación complementaria: “no vamos a “agregar” leche de otra especie, sino que vamos a diversificar las opciones ofreciéndole alimentos sólidos. No tiene ningún sentido incorporar el hábito de tomar la mamadera con leche, ya que solo estaríamos introduciendo moco” Laura Gutman – “La revolución de las Madres”.

Para las mamás que tuvieron que dar leche fórmula por fuerza mayor, Laura Gutman dice que en estos casos, como el bebé ya está acostumbrado a la mamadera, lo mejor es reemplazar la leche de vaca maternizada por tés de hierbas como tilo o cedrón o leches vegetales como arroz, almendras, etc. De esta forma el bebé continuará succionando la sensación de un líquido tibio, para que sienta el placer de un líquido dulce que recorre su cuerpo.

 

Y remata: “Es una pena que confundamos la necesidad de succionar _que es genuina y real en los niños_ con la necesidad de ingerir leche.”…”Es hora de darnos cuenta de que podemos satisfacer la necesidad de succión con cualquier líquido tibio, incluso con sopa casera hecha a base de verduras, legumbres o cereales integrales”…” No hay apuro para que el niño deje la mamadera. Lo único que tiene prisa es suprimir la leche de vaca que le metemos dentro”

Soy insistente con el tema de la leche y lo seguiré siendo. Una vez esto haya quedado claro, paso a darles los secretitos.

En el post anterior les comentaba que entre los 5 y 6 meses aproximados comencé a darle zumos a mi bebé. En este capitulo les contaré sobre la alimentación de mi bebé entre los 6 y 7 meses.

Entre los 6 y 7 meses:

La verdad es que escuché mucho sobre el método de moda: Baby Led weaning, que vendría a traducirse como “destete dirigido por el bebé” o más bien “alimentación complementaria dirigida por el bebé” o sea que el bebé adopta la alimentación complementaria en base a sus necesidades y/o gustos. Lo bueno de esto es que el bebé decide cuanto comer, va descubriendo los sabores, explora y experimenta con el tacto, probando diversos alimentos tal y como son y todo sucede al ritmo de los pequeños.

Ahora, desde mi experiencia, yo intenté comenzar de esta forma pero no me ha funcionado desde el principio. Ian se atragantaba, pero no de una forma normal (ya que es normal que hagan arcadas y se atraganten sin ahogarse) sino que ahogándose y teniendo que yo hacerle en dos oportunidades maniobras para que expulsara el pedazo grande que había arrancado de zapallo italiano o de zanahoria bien cocida. Por otro lado me pareció un poco abrupto que pasara de sólo líquidos a “sólidos” (vegetales cocidos y blandos que se deshacen fácilmente). Por estos motivos preferí las papillas en esta etapa. Y aclaro que no puedo decirte que es lo mejor para tu bebé, porque tal vez al tuyo le venga muy bien el Baby Led weaning desde el comienzo. Yo te cuento mi experiencia y si te sirve genial!

Secretos para hacer las papillas y otros tips:

1.- Uno de los secretos es que la consistencia debe ser como la de los colados que venden en los supermercados. Un puré bien molido, consistente y cremoso. Ni muy aguado ni muy espeso. Aquí se aplica lo que en budismo se llama “camino medio” jejej

2.- Otra cosa es que la papilla queda mas rica si se le agrega un toque dulzón, símil el dulzor de la leche de mamá. Por ejemplo si usas saca leche te puedes sacar y mezclar la papilla con un poco de tu leche. Además para que no te queden fomes. Siempre agrega una hortaliza o vegetal dulce como el camote o la zanahoria (a evitar si está estreñido) o el zapallo camote.

3.- Según las indicaciones de mi pediatra antroposofico la mezcla alquímica ideal para el almuerzo es 2 porciones de verduras verdes (ej. espinaca y zapallo italiano) + una porción de verduras amarillas (ej. zapallo camote) o una roja (ej. betarraga) + una cucharadita de aceite de oliva prensado en frío al plato (o sea no mientras se calienta). Además no agregar sal ni incluir tomate  o papa hasta después del año.

4.- El postre debe ser idealmente alejado de la comida. Iniciar con pure de manzana, pera, durazno o kiwi sin pepas, platano sin la fibra y sin pepas. 5.- Considerar como relleno o sustituto de leche materna, LAS LECHES VEGETALES: MIJO, AVENA, ARROZ, SÉSAMO, QUINOA, ETC.

IMG_1704

Les comparto una nota que me hicieron en la revista mujer del diario Publimetro. También quiero aclarar que no dije que me volví vegetariana, siendo vegana, por el embarazo, para que mi bebé tenga todos los nutrientes necesarios. Porque se bien que con los suplementos necesarios y una dieta bien equilibrada una puede tener un excelente embarazo vegano. Yo lo que le comenté a la periodista  fué que  por un tema más bien social preferí el vegetarianismo. Porque al estar rodeada de familiares carnívoros, era más fácil para un bebé y niño adaptarse al vegetarianismo socialmente que al veganismo. ( y esto aquí en Chile, porque en USA, por ejemplo sería más fácil la adaptación de un niño criado vegano, porque hay muchas, muchas más opciones y mas veganos).

 

Ivanna Mielniczuk D.

Escrito por Ivanna Mielniczuk D.

Vegetariana y autora del blog Verde & Gourmet. Puedes escribirle a ivanna@vegetarianoschile.cl o encontrarla en instagram como @verde.gourmet.

Web: