RECETAS: Jugo de luz para principiantes

Por / 1 Comentario / 28/08/2013

Jugo de luz

 

Además de ser sabroso, este jugo es muy nutritivo y energizante, ya que contiene hojas verdes, brotes y/o micro algas ricos en clorofila, que es el pigmento responsable de la transformación de la energía de la luz solar en energía química. De ahí que se le conozca como jugo de luz.

Probablemente, se estén preguntando para qué sirve la clorofila o el jugo de luz, así es que les compartiré lo más importante que he aprendido al respecto en los últimos años: casi siempre que ofrezco un alimento casero y natural como este, me hacen dicha pregunta. Pero nunca he escuchado, por ejemplo, que alguien pregunte para qué sirven las bebidas de fantasía cuando se las ofrecen, incluso aunque sea de un nuevo sabor o color. Me parece que es un fenómeno muy curioso. ¿Por qué no formulamos la misma pregunta para todos los bebestibles y comestibles por igual? (tarea para la casa ;-)) Además, es como si un alimento natural que no nos prometa bajar de peso, reducir el colesterol, prevenir la diabetes o curar el cáncer de píloro no fuese digno de ser tomado en cuenta si quiera, ¡y ni hablar de ingerirlo! Es muy loco todo esto, si nos detenemos a pensarlo, pero en fin, ya fue suficiente reflexión por ahora.

Antes de pasar a la receta propiamente tal, les aclaro que existen varias versiones de este jugo, ya que se puede preparar con una gran variedad de hojas verdes y semillas germinadas, combinadas de diversas maneras. En este caso, les presentaré una versión que me parece que es más apta para principiantes, de sabor dulce y sin ingredientes que pudieran resultarles extravagantes o difíciles de conseguir. Lo que les podría resultar desconocido es el filtro de paño, pero no se preocupen, porque al final les facilitaré el dato de dónde conseguirlo. 🙂

 

Ingredientes (1 porción)

– 2 manzanas grandes (o un racimo de uvas verdes, si no es temporada de manzanas)
– 1 puñado de espinacas
– 8-10 almendras
– 1/2 pepino de ensalada (opcional)
– 1/4 a 1/2 taza de agua

Necesitarás: un filtro de paño y una licuadora (juguera) de 450 Watts o más, idealmente.

Preparación

Tiempo: 10 minutos

1. Deja las almendras remojando en agua pura durante la noche para que se hidraten o “activen”.

2. Extrae el jugo de las manzanas y los pepinos, ya sea con una máquina saca jugo o con una licuadora y filtro de paño. Si lo haces con la licuadora debes cortar la manzana y el pepino en trozos pequeños, agregar un poco de agua, licuar y filtrar la pulpa.

3. Vierte el jugo en la licuadora, agrega las almendras activadas y las hojas de espinaca, y procesa hasta que quede todo bien licuado y verde.

4. Filtra (con el filtro de paño) y sirve inmediatamente. ¡Salud! 😉

 

Respuestas a preguntas frecuentes

– ¿Cuánto dura el jugo una vez preparado? Los jugos se oxidan muy rápidamente, así es que si te vas a dar el trabajo de prepararlo, mejor sírvelo de inmediato o tómalo “al pie de la licuadora” 😉

– ¿Cuándo es recomendable tomarlo? Idealmente, en ayunas. Espera al menos unos 15 minutos antes de ingerir otro alimento. Si lo tomas en otro momento del día, que sea bien distanciado de las comidas. Y te sugiero que no lo tomes por la noche, porque es energizante, a menos que quieras salir a bailar. 😉

– ¿Cuánto es recomendable tomar? Es difícil responder a esta pregunta así sin más, porque depende de muchos factores. Pero en términos generales te sugiero que si quieres integrarlo a tu vida cotidiana, lo hagas gradualmente. Es decir, comenzar con un vaso pequeño un par de días a la semana. No partir el primer día tomando una jarra al seco, porque es muy probable que te sientas mal (no por el jugo en sí, sino por la falta de costumbre y porque libera toxinas que estaban almacenadas en tu organismo). Dale tiempo a tu organismo para que se adapte, se limpie y se equilibre con calma, amorosamente.

– ¿Puedo tomarlo todos los días? Si notas que te sienta bien, supongo que sí, pero en ese caso te recomiendo que vayas usando mayor variedad de hojas verdes, o de lo contrario no querrás volver a ver las espinacas en tu vida (ni el jugo de luz por asociación). Si no conoces bien de plantas silvestres y hierbas medicinales, no las uses para jugos. Además, para una mayor variedad de nutrientes y sabores, puedes ir alternando con brotes de pasto de trigo (wheatgrass) y micro algas, como la espirulina o la clorella.  También te sugiero variar las semillas, pero debes aprender primero acerca de ellas. No hay problema si comienzas por las que ya consumes crudas, como las almendras, la maravilla, las nueces, entre otras. Pero hay semillas, como es el caso de la mayoría de los porotos, que no se pueden comer crudas, aunque estén germinadas, porque te intoxicas.

– ¿Por qué hay que filtrarlo, siendo que es muy bueno ingerir fibra para el tránsito intestinal? Sí, es muy bueno y necesario consumir fibra, por eso existen también los batidos verdes, que son combinaciones de frutas y hojas verdes licuadas, sin filtrar. Pero nuestro paladar está más acostumbrado a los jugos (sin fibra) que a los batidos, razón por la cual puede ser mejor comenzar probando los jugos verdes. Además, el jugo se asimila casi sin esfuerzo por parte del sistema digestivo, lo que es muy beneficioso en algunos casos.

– ¿Cómo limpiar del filtro de paño? Conviene lavarlo inmediatamente después de usarlo. Con el uso, el filtro se teñirá con los pigmentos de las hojas verdes y quedará de un color café-verdoso. Es normal. Lo que deben cuidar es que no desarrolle hongos (especialmente si el filtro tiene costuras). Yo lo lavo sólo con agua y lo dejo colgando encima del lavaplatos. Pero si les resulta muy molesto el aspecto del filtro, pueden limpiarlo con algún quita manchas natural.

 

¿Dónde comprar?

– Filtro de paño (reutilizable): en la tienda online de Loving Life (hacen envíos a todo chile). Si vives en Santiago puedes encontrarlos en La Fraternal y en las tiendas de Planta Maestra. Valor de referencia: $2.490 pesos c/u.También puedes hacer tu propio filtro de paño, aunque la primera vez te recomiendo que compres uno hecho, para simplificarte la vida.

– Yo compro las almendras y las espinacas en la Ecoferia de La Reina. Valores de referencia: espinacas, entre $500 y $800 pesos; almendras, entre $5.000 y $6.000 pesos el medio kilo, para que se hagan una idea.

¿Dónde aprender?

Sin duda, lo ideal es asistir a un curso, tener la experiencia de probarlo primero, aprender de primera mano y compartir experiencias con otros.

En el restaurant La Fraternal suelen ofrecer talleres de alimentación viva y también tienen el jugo de luz en su carta, para quienes quieran probarlo . En El Árbol Restorán y en La Chakra también se han organizado algunos cursos. Y tengo entendido que comenzará un ciclo de talleres y encuentros de alimentación consciente en la Villa de Vida Natural (Gastón Serrano, de El Arte de Alimentarse). También Cristóbal Rey, Antonia Cafati Belén Dussaubat (Chirimoya Alegre) dan cursos con frecuencia (algunos también han hecho cursos en regiones). Y si luego desean profundizar en estos temas, está el diplomado de Bio-Alimentación Integrativa. 

 

Espero que les haya gustado este artículo y haber respondido algunas de sus inquietudes. Si les surgen más preguntas o si tienen datos de dónde comprar, de cursos de alimentación viva o de restaurantes donde sirvan jugo de luz en regiones, les agradeceré que me escriban a paulina@vegetarianoschile.cl. ¡Muchas gracias! 🙂

Paulina Bentjerodt G.

Escrito por Paulina Bentjerodt G.

Psicóloga, vegetariana naturista y amante de la cocina crudivegana. Creadora del blog Como Semillas y del grupo Alimentación Viva y Consciente.Trabaja en Rumbo Verde. Puedes escribirle a paulina@vegetarianoschile.cl.

Web: http://www.rumboverde.cl

  • elcon chasumare

    Estube tomando esto en ayuno y no tenia idea que de verdad tenia un nombre y una receta ajsojas, yo le pongo una zanahoria si, igual queda rico 🙂