RECETAS: Tiernísimas albóndigas de champiñones

Por / 0 Comentarios / 06/02/2017

Se hacen en pocos minutos, son tiernas, sabrosas y le vienen bien a los clásicos de toda cocina: las pastas y el arroz. Una vez mas demostramos que podemos comer rico y nutritivo sin la necesidad de recurrir a la carne. Esto va para quienes se quieren adentrar en la cocina vegetariana, ya sea por salud, o porque se informaron sobre la producción industrial de carne o simplemente porque quieren apoyar al medio ambiente sumándose a los #lunesSinCarne. 

Si eres vegetariano, comparte esta receta a algún amigo o familiar que quiera probar comida sin carne o lo que es mejor, organiza un comilona en casa y prepara a todos estas pastas con albóndigas tiernísimas de champiñones.

Necesitarás:

  • 1 sartén
  • 1 bowl

Ingredientes:

  • 1 cebolla mediana (picada)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 bandeja de champiñones, finamente picados
  • 1 taza de avena instantánea 
  • 1 taza de pan rallado o levadura nutricional
  • 1/2 taza de perejil picado
  • 4 dientes de ajo picados
  • 2 huevos de campo (si eres vegan, reemplaza por “no egg” o 1 cucharada de chía + 2 de agua filtrada)
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco (o la hierba que tengas en casa)
  • 1/4 cucharadita de sal de mar
  • 1/4 cucharadita de pimienta
  • 2 tazas de salsa de tomate (la que mas te guste. Yo compré una orgánica de Cadia en el Jumbo)
  • Un poco de perejil, ciboulette o cilantro para adornar
  • 1-2 cucharadas de ketchup orgánico (opcional)

 

Preparación:

1.- En una sartén grande, saltear la cebolla en aceite de oliva a fuego medio-bajo durante unos 7 minutos. Añadir los champiñones, sube el calor a medio-alto y cocina por 10-15 minutos. Tendrá que esperar hasta que el agua se evapore y luego continúas cocinando los champiñones hasta que se doren bien. Agrega el ajo, revuelve, y transfiere los champiñones en un bowl. Deja que se enfríen.

2.- Añade el resto de los ingredientes, excluyendo la salsa de tomate y el perejil a la mezcla. Revuelve bien la mezcla y cúbrela con una envoltura de plástico. Refrigera durante al menos 2 horas, posiblemente durante la noche para que los sabores (¡y la textura!) se intensifiquen.
Cuando esté listo para cocinar, usando una cucharada como medida, forma pequeñas bolas con la mezcla. Fríe las bolas en una pequeña cantidad de aceite de oliva, hasta que se doren u hornea en  horno precalentado a 170C durante 15 minutos.

3.- Añade la salsa de tomate que elegiste en la sartén. Coloca las albóndigas y cocínalas en la salsa a fuego lento durante unos 15 minutos más.

4.- Adorna con parmesano rallado, violife rallado o perejil fresco.

¡No te olvides de compartir esta receta!

Ivanna Mielniczuk D.

Escrito por Ivanna Mielniczuk D.

Vegetariana y autora del blog Verde & Gourmet. Puedes escribirle a ivanna@vegetarianoschile.cl o encontrarla en instagram como @verde.gourmet.

Web: