VEGGIE OTRA VEZ: Capítulo Veinte

Por / 0 Comentarios / 06/03/2013

veggie-otra-vezAh, Dallas. Mi querida y bendita Dallas, Texas. Casa de los rodeos, los milicos estúpidos, George Bush y el acento maldito folk. Casa de las botas vaqueras, de la gordura mórbida, de las highways y los bistecs, la carne y gringos rubios adictos al Superbowl.

Apuesto que a nadie le molesta mi superficialidad ahí, apuesto, ah? Cínicos de mierda, que exigen profundidad con mis generalidades sobre el vegetarianismo pero no sobre las otras cosas que critico. En fin. Divago. Llego a Dallas en la mañana, con cero hambre, muchas ganas de café, y un poco de resaca por el vodka que me tomé en el avión (el vodka es vegano, está hecho de papa).

Llego a quedarme a la casa de amigos, que son muy simpáticos y padres. No, en serio, son “padres”, porque son mexicanos. Y pienso que todo puede ser muy complicado o no, porque ellos aman su flautas de pollos, y los tacos con carne y el chile con picante (ahnoquéhorrorlosuperflúo).

Pero no. Hay tamales, que son como humitas, pero sin leche y rellenos, en este caso de verduras. Hay arroz con porotos y tortillas con vegetales y para picar, unos porotos de soya que se ponen en el microondas en su bolsa de plástico y salen calientitos, listos para comer. Vamos a comer a un local llamado “Souper! Salad!”, un local de un buffet all you can eat, de ensaladas y sopas que tiene de todo, incluyendo opciones vegan. Todo rico y cuando pienso que zafé, vamos a T.G.I. Friday’s, conocido por los ribs y costillitas y carnes y hamburguesas.

Pero ahora tienen opciones veggie. Que antes no existían. Entonces como que todo está cambiando y es cada vez más fácil. Me acuerdo que con I. Incluso hablamos de que existía un pavo de tofu. Un puto PAVO de TOFU. O sea, acá no hay que pensar en ser vegetariano, acá uno simplemente ES, no necesita cuestionarse.

 

Y eso es tan, pero tan agradable.

Escrito por Alejandro Bruna S.

Periodista, guionista y wannabe vegetariano hace años. Puedes escribirle a alejobruna@vegetarianoschile.cl o encontrarlo en Twitter como @alejobruna.

Web: